Setos para el jardín: El Durillo


Vuelvo a publicar en tono hobby-jardinero.

Hoy voy a hablar del Durillo, precisamente ahora que empieza a mostrar todo su esplendor pues empieza su época de floración.

He aquí el ejemplar de mi jardín, vamos, los tres ejemplares, ya que al plantarlos los agrupé.

durillo

Es una costumbre que adquirí cuando me la recomendaron, plantar los arbustos agrupados, así se “arropan” y tienen más posibilidades de arraigar en terrenos más bien difíciles como este. Lo malo es que arraiguen todos, al final siempre tienes que quitar alguno, porque cuando crecen necesitan espacio.

durillo2

Como decía esta es la época estrella de este arbusto. Estos son los datos sobre él que aparecen en la web infojardin.com:

– Nombre científico o latino: Viburnum tinus

– Nombre común o vulgar: Durillo, Laurentina, Laurentino, Barbadija, Duraznillo, Guiyombo, Laurel salvaje.

– Familia: Caprifoliaceae.

– Origen: Región mediterránea. Autóctono en la Península Iberia.

– Arbusto de hoja perenne de 2-4 metros de altura, aunque su altura máxima común habitual en setos es de 2 metros.

– Su forma es redondeada.

– Hojas opuestas, coriáceas y enteras de color verde intenso en la haz y más claro en el envés con mechitas de pelos en las horcaduras de los nervios.

– Flores blancas pequeñas, en corimbo.

– El fruto es una drupa ovoide de color azul metálico y ligeramente aromático.

– Florece durante todo el invierno y primavera, fructificando en verano y otoño.

– Se deberá tener cuidado con ellos por ser tóxicos para la ingestión.

– Las ramas de este arbusto se usaron en la antigüedad para atar gavillas y para todo tipo de trabajos de cestería.

– El Durillo es una excelente elección para plantar en el jardín, donde formará espectaculares masas o destacará como ejemplar aislado por su floración y gran porte.

– Al ser un arbusto de hoja perenne, con hojas lustrosas parecidas a las del laurel, formará también excelentes setos.

– Usos: como plantas individuales, en grupo o en setos formales e informales.

– Aptas para balcón y terraza.

– Es una planta mediterránea, que vive preferentemente en los bosques de encina aunque es muy cultivado en jardinería donde suele florecer durante todo el invierno.

– Luz: sol y sombra.

– Abrigar de los vientos fuertes y fríos.

– Sensible a los fríos extremos

– La planta se puede secar por las heladas, pero no se muere, y volverá a brotar en primavera.

– Exige un suelo bien drenado.

– Aguantan los suelos con cal.

– Resistente, fácil de cultivar.

– Riego poco exigente. Tolera períodos de sequía.

– Abono: en primavera, 10 gramos de fertilizante granulado por planta.

– Poda: si se quiere controlar el crecimiento se poda después de florecer.

– Ataques de los pulgones y de la araña roja, que suelen aparecer principalmente en primavera y en verano.

– Los Viburnums que crecen en las áreas sombreadas pueden ser atacados por el hongo Oidio (moho que se manifiesta en polvillo blanco sobre hojas).

Bueno pues esta es la teoría, en la práctica, y en esta zona, es decir, en la comarca de la sierra de San Vicente, cerca de Talavera de la Reina, Castilla, y con terreno arcilloso, expuesto al viento y al frío típico de estas tierras (aunque este año, frío ninguno) tengo que decir que:

-Lo intenté en maceta pero triunfó cuando lo pasé al suelo

-Crecimiento lento hasta que se hace al sitio, luego crece cada año a ojos vista.

-No necesita prácticamente poda pues crece de forma armoniosa. Es muy tupido así que como seto de ocultación debe hacer bien su trabajo. Como seto aislado me encanta.

-Prácticamente no tiene bichos, algo de pulgón pero nada espectacular.

-Con los rigores del verano las hojas se queman un poco pero el seto sigue conservando su buen aspecto general.

-En cuanto al riego en verano, lo riego bien dos veces por semana y va perfecto.

En definitiva es un seto muy recomendable para el jardín, eso sí, como se puede ver en la foto va alcanzando un tamaño considerable así que necesita espacio.

Hablando de que es parecido al laurel, resulta que la adelfa también es una variante de laurel, fíjate tú. Que he adquirido un libro que me encanta, el Herbario de plantas silvestres, y estoy disfrutando como una enana cada vez que le echo un vistazo, y aquí lo cuentan.

Es un libro muy chulo, me dan ganas de hacer la réplica “al natural” de este libro exclusivamente con las plantas que encuentro por esta zona, con sus hojas prensadas, sus fotos, su caligrafía a pluma sobre papel rústico… (vamos, una de esas miles de ideas que se me ocurren y que luego acabo postergando hasta el infinito, casi como la publicación de nuevos post en este, mi blog)

Gracias por comentar!