Aceite de Jojoba, el aceite calmante 4


Hoy quiero compartir mi experiencia con el aceite de Jojoba. En la red podéis encontrar multitud de información sobre sus cualidades y propiedades pero haré un resumen aquí de lo que he visto por ahí:

  • El arbusto de la Jojoba (Simmondsia chinensis – buxaceae) es una planta nativa del desierto de Sonora al noroeste de Méjico y las regiones vecinas, suroeste de Arizona y sur de California (Estados Unidos).
  • El fruto de la jojoba contiene una semilla de 2 a 4 cm. de largo que puede ser almacenada por años sin que pierda ninguno de los valores de su contenido. De la semilla se extrae la cera líquida o Aceite de Jojoba, siendo ésta la única cera líquida vegetal existente.
  • Los indios americanos, atribuyéndole propiedades mágicas, utilizaban la Jojoba como restaurador y acondicionador del cabello, alimento, medicina e incluso como protector de la piel frente a las fuertes radiaciones solares del desierto.
  • El aceite de la semilla de jojoba no es una grasa sino una cera líquida, biodegradable y no tóxica. Se obtiene mediante prensado en frío de sus semillas y tiene una composición total de 96% en ceramidas.
  • La estructura molecular del Aceite de Jojoba es limpia y prácticamente libre de impurezas, además a diferencia de otros aceites, la jojoba no presenta un tacto untuoso y graso; la piel queda suave, tersa e hidratada tras un uso regular.
  • La composición del Aceite de Jojoba le permite tanto hidratar como liberar la grasa de la piel.
  • El ácido linoléico del Aceite de Jojoba, interviene en la regeneración celular, y las proteínas queratínicas que ayudan en la nutrición del cuero cabelludo, fortalecen y mantienen pelo sano.
  • El Aceite de Jojoba es una cera que actúa directamente contra el envejecimiento, hidrata las pieles secas, nutre el cabello y evita la acumulación del sebum. La aplicación habitual del aceite de jojoba facilita los procesos de regeneración celular y aumenta tanto la elasticidad como la suavidad y firmeza de la piel.

jojoba-oilDicho esto, que fué por lo que, después de leerlo me animé a probarlo, tengo que decir que, además de que es verdad todo eso que dicen, tiene unas propiedades calmantes que vienen muy bien para:

  • Cuando te pican mosquitos o avispas, te lo aplicas en la zona afectada con un suave masaje y alivia muchísimo el picor, con lo que dejas de rascarte y la picadura evoluciona para curarse más rápido.
  • Cuando los perros se rascan y se les irrita la piel y se les llena como de granitos, por ejemplo en las orejas o en la zona del cuello donde les roza el collar antiparasitario, o cuando en el campo les ha dado alergia alguna planta o algo, les embadurno con el aceite con un suave masaje y dejan de rascarse, con lo que se recuperan más rápido.
  • Hablando de perros, una de mis perras se hirió la punta de la cola y empezó a sangrar, poniéndolo todo perdido, salpicando paredes y demás cuando movía la cola, zas! zas! zas!. Ya le pasó el año pasado y con lo único que conseguí que se le cerrara la herida, después de estar mes y medio intentandolo con todo tipo de remedios, fué con el aceite de arbol de Té. Pues este año le ha vuelto a pasar y le he puesto el de Jojoba, sólo se lo he tenido que echar dos veces y ha dejado de sangrar.
  • Cuando las mujeres estamos en “esos días”, vamos, cuando te viene la regla y te empiezan a salir granitos en la cara, que parece que ni con cuarentaytantos años te vas a librar del acné, pues cuando me sale uno de esos odiosos, le aplico el aceite de jojoba y al día siguiente ya está casi desaparecido (CASI)
  • Como aftershave, buenísimo
  • Contra las quemaduras del sol es muy calmante.

Además cunde muchísimo con lo que te compras un bote y tienes para los restos.

Así que lo recomiendo efusivamente como “fondo de armario” o sea, como inprescindible en cualquier hogar 😉

 

 

 

 


Gracias por comentar!

4 ideas sobre “Aceite de Jojoba, el aceite calmante